© 2017 por Acts 29 América Latina

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Vimeo - White Circle
Please reload

Recientes

5 maneras de ser Una Iglesia que Planta Iglesias

November 14, 2017

1/2
Please reload

Artículos Destacados

Cultura y Fluidez del Evangelio

October 17, 2017

 

El lenguaje no solamente refleja la cultura, da forma a la cultura. Como líder, nuestro trabajo es dar forma a la cultura de tal manera que nos convirtamos en sal y luz en las ciudades y comunidades en las que buscamos vivir el Evangelio. Una de las preguntas más importantes que debemos hacernos como pastores es esta: '¿Están nuestros pueblos familiarizados con el evangelio en la medida en que el evangelio puede informar y transformar todos los aspectos de sus vidas?'

 

Los pastores deben preguntarse: '¿Están nuestros pueblos familiarizados con el evangelio en la medida en que el evangelio puede informar y transformar todos los aspectos de sus vidas?' Tuitea esto.

 

Aprender a ser fluido en el Evangelio requiere repetición, mucha. Sin embargo, muchas veces, al desempacar el evangelio y su aplicación para diferentes aspectos de nuestras vidas, cubrimos un aspecto una vez y luego seguimos adelante. Tendemos a pensar que una vez que cubrimos una faceta completamente, todos entienden. Olvidamos que la mayoría de la gente necesita escuchar, pensar y debatir sobre un nuevo concepto varias veces antes de empaparse en el. Sin embargo, como maestros y líderes, podemos temer tanto a las personas aburridas que avanzamos mucho antes de que la verdad del Evangelio hundido profundamente en los corazones y las mentes de nuestra gente. Esto hace que las personas no experimenten una profunda transformación del Evangelio y conduzcan a las personas al ministerio evangélico. Confundimos familiaridad con la comprensión. Para evitar hacer eso, intento tener en mente cuatro etapas de fluidez del evangelio: exposición, familiaridad, comprensión y ministerio.

 

Etapa 1: Exposición del Evangelio

 

La exposición es, por mucho, la etapa más emocionante. Nos da energía para tener un momento "sorpresa". Es divertido estar expuesto a los nuevos (aunque no muy nuevos) aspectos del Evangelio, y luchar con conceptos y principios por primera vez. Para aquellos de nosotros que enseñamos o capacitamos a otros, esta es la etapa en la que recibimos los comentarios más positivos, por lo que a menudo es el escenario en el que preferimos vivir. Pero en este punto, nadie realmente ha aprendido nada todavía. Solo han escuchado un montón de cosas nuevas y emocionantes. El peligro de la exposición al evangelio es que las personas están expuestas a una dosis lo suficientemente pequeña del evangelio que los vacuna contra su verdadero poder.

 

Etapa 2: Familiaridad con el Evangelio

 

Esta es la etapa en donde que algunas personas comienzan a desconectarse. Los realmente brillantes recuerdan las ideas y saben de antemano hacia dónde va la discusión. Sus ojos brillan y su lenguaje corporal grita: "He escuchado esto antes". Este es el punto en el que muchos pastores y líderes se echan para atrás. Por temor a poner a alguien a dormir, buscamos ansiosamente algo nuevo y fresco que podamos exponer a la gente como si la profundidad, la belleza y las riquezas del Evangelio no fueran suficientes. He descubierto que el tiempo en que estoy (o mis líderes) aburriéndome es el momento en que la verdad del Evangelio se está familiarizando con todos los demás.

 

Aunque ciertamente no estoy abogando por una enseñanza aburrida, defiendo que no dejemos que unas pocas personas inteligentes que la obtienen por primera vez cortocircuiten el aprendizaje de la gran mayoría que necesitan escuchar y analizar la verdad del Evangelio varias veces antes que lo comprendan.La verdad es que muchos de los que están más seguros de haberlo comprendido la primera vez no lo entendieron en absoluto. Simplemente están familiarizados con el concepto. Lo reconocen, pero aún no pueden aplicarlo o ponerlo en práctica por sí mismos. La jerga centrada en el Evangelio se ha convertido en una terminología familiar en muchas iglesias. El peligro es que estamos lo suficientemente familiarizados para hablar ese idioma pero no para dejar que penetre profundamente en nuestros corazones y mentes.

 

Etapa 3: Comprensión del Evangelio

 

La comprensión no sucede hasta que las personas puedan llenar los espacios en blanco antes de hablar. Es conocer el evangelio lo suficientemente bien como para aplicarlo y explicarlo sin que se lo pidan. Es una etapa a la que pocas personas llegan porque nadie se toma el tiempo para llevarlas allí.

 

Para acercar a las personas al punto de comprensión del Evangelio, debemos pensar en la fluidez del Evangelio como algo que debe gotear en las vidas de las personas en lugar de verterlo todo de una vez. Tenemos que abordarlo más como un glaciar que como una avalancha. Una avalancha está llena de poder y furia. Se ve impresionante, pero diez años después nunca sabrías qué sucedió. Los glaciares, por otro lado, son aburridos. Parece que nada está sucediendo, pero mil años después, dejan atrás un Yosemite. Las avalanchas hacen un alboroto. Los glaciares cambian el mundo.

 

Etapa 4: Ministerio del Evangelio

 

La etapa final de la fluidez del evangelio es cuando se llega a una comprensión profunda y funcional del evangelio en la cual son capaces de ministrar poderosamente de la buena fuente de vida. El evangelio fluye naturalmente al interactuar con las personas en su conversación diaria. Son capaces de discernir los anhelos redentores en la historia de alguien, y luego volver a contar esa historia a la luz de la historia de Dios. Este relato no solo ayuda a una persona a dar sentido a sus propias vidas, sino que también redime, santifica y restaura el quebrantamiento de sus vidas.

 

Al mantener estas cuatro etapas en mente, he podido evitar la tentación natural de pasar de un aspecto del evangelio demasiado rápido. También me recuerda lo rápido que podemos olvidar lo que una vez pensamos que sabíamos. ¿El lenguaje que habla tu gente refleja que el evangelio ha penetrado profundamente en sus corazones y moldea la forma en que interactúan juntos como una familia y se involucran con los perdidos a su alrededor con el evangelio para la vida cotidiana?

 

Chan Kilgore es el Director Regional de Acts 29 US sudeste para Florida. También es el pastor principal de la Iglesia CrossPointe en Orlando.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square